José Enrique Varela

Uno de los principales militares sublevados en la Guerra Civil. Participó en importantes operaciones con miles hombres bajo su mando.

Obtuvo el rango de capitán general y participó en la campaña de África, donde realizó una brillante carrera militar. En 1929 fue ascendido a coronel y viajó a Francia, Alemania, Suiza y Bélgica para ampliar sus conocimientos militares. En 1932 fue detenido y encarcelado por sus ideas monárquicas con motivo de la sublevación del general Sanjurjo; no recobró su libertad hasta febrero de 1933. Durante el tiempo que estuvo en prisión estableció contactos con los tradicionalistas y, después, desempeñó en secreto, y bajo el seudónimo de “don Pepe“, el cargo de instructor de las milicias requetés. Tras el triunfo electoral de la derecha en 1933 fue ascendido a general y se reincorporó al servicio activo, participando desde ese mismo momento en una serie de conspiraciones para derribar a la República.

En abril de 1936 asistió a la reunión celebrada en Madrid por un grupo de generales para preparar el alzamiento del 18 de julio. Confinado en Cádiz y preso en el castillo de Santa Catalina, fue liberado por los militares sublevados y, de inmediato, se sumó a la sublevación. Durante la Guerra Civil española intervino en la ocupación de Cádiz y en los frentes de Sevilla, Córdoba, Málaga, Antequera, Toledo, donde consiguió levantar el asedio del Alcázar de Toledo, Madrid, Brunete, Teruel y Ebro. Terminada la contienda fue ascendido a general de división cuando mandaba el Cuerpo del Ejército de Castilla.

Desde agosto de 1939 hasta 1942 fue ministro del Ejército. Creó la Escuela Politécnica del Ejército para Ingenieros de Armamento y Construcción, el Regimiento de la Guardia del jefe del Estado, el Museo Histórico Militar, las Milicias universitarias y las Juntas de Acuartelamiento. Al tiempo, restableció la Academia General Militar y fundó la Academia de Transformación de Oficiales Provisionales. En 1942 fue objeto de un atentado, del que salió ileso, perpetrado por los falangistas a la salida de un acto religioso celebrado en la bilbaína basílica de Begoña; pocos días después cesó en su cargo de ministro. Fue nombrado Alto comisionado de España en el protectorado de Marruecos y se le concedió el título de Marqués de Valera de San Fernando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: